Review de ‘Un pequeño favor’ (A Simple Favor)

Algunas webs están dando las primeras criticas de la película ‘Un pequeño favor’ a estrenarse en nuestro país este 4 de Octubre. Aqui les dejo algunas.

De la Web fotogramas.

‘A SIMPLE FAVOR’ YA TIENE SUS PRIMERAS CRÍTICAS – Y la comparan con thrillers como ‘Perdida’.

Emily (Blake Lively) le pide un “sencillo favor” a Stephanie (Anna Kendrick), su mejor amiga: que cuide de su hijo una tarde. Pero cuando Emily no pasa a recogerle, Stephanie, preocupada, intenta descubrir la verdad que se esconde tras la misteriosa desaparición de su amiga. Esta es la trama de ‘A Simple favor’ (Un pequeño favor), cuyo tráiler ya hemos podido ver y cuyas primeras críticas acaban de ver la luz tras su estreno en Estados Unidos.

Basada en la novela de Darcey Bell, en este thriller de Paul Feig “Kendrick convierte a Stephanie en ingenua sin hacerla muda. Lively tiene sus momentos, muchos de ellos físicos, como la forma en que se arranca la americana del esmoquin antes de servir dos martinis fríos”. comentaba Variety, que destaca el vestuario de Renee Ehrlich Kalfus como uno de los platos fuertes de la cinta.

Por su parte, Screendaily afirma como la película “intenta insertar un mensaje feminista de una manera no lo suficientemente hábil como para llegar a cautivar”. Una cinta que ha sido comparada por muchos medios como Screenrant con ‘Perdida’ y ‘La chica del tren’ y de la que aseguran “el guión es demasiado complicado para su propio beneficio. La abundancia de pistas falsas disminuye el impacto de la verdad cuando esta finalmente se revela.” Un thriller que sin duda dará que hablar y que podremos ver en nuestras pantallas el próximo 28 de septiembre.

De la web ecartelera:

‘Un pequeño favor’: Anna Kendrick y Blake Lively son las nuevas “mujeres desesperadas” con las que irte de copazos

Los secretos son como la margarina, fáciles de extender pero malos para el corazón. La cita es de Stephanie, el personaje de Anna Kendrick en ‘Un pequeño favor’, una madre soltera e ideal que sabe siempre lo que tiene que hacer por el bienestar de su hijo y que tiene un vlog de cocina dirigido a las madres. Un día, a la puerta del colegio de su hijo, se encuentra con Emily (Blake Lively), una exitosa y ocupada relaciones públicas del mundo de la moda, una madre que no se guarda sus chistes incómodos ni su necesidad de tomarse una copa para resistir el día.

Dos mujeres que se comportan socialmente de forma opuesta acaban teniendo una disfuncional amistad que, entre martinis y secretos inconfesables y turbios, llevará a Stephanie a investigar un misterio: la desaparición de Emily tras pedirle que recogiese a su hijo del colegio. ‘Un pequeño favor’ es esa película de sobremesa que nos encanta ver en Antena 3 pero con verdadera gracia, calidad, influencia noir, sentido del humor y giros que realmente consiguen embelesarnos. Además, cuenta con otra ventaja: el saber actuar en un thriller tan descarado como éste de Kendrick y Lively, bajo la dirección de Paul Feig.

Todavía quedan aún más razones por las que engancharse al caso de la desaparición de Emily, que se vuelve viral en la película por exponer Stephanie a través de su vlog cada avance de la investigación. La cinta es un thriller con dos protagonistas que encajarían muy bien en el universo de ‘Mujeres desesperadas’, pues se maneja en ese mismo tono de deliciosa y envenenada comedia que juega con la idea de una perfección retorcida y un fondo maquiavélico que se encuentra en todos los personajes, maquillado bajo capas de estilo y adorabilidad.

De una forma muy inteligente y lúcida, tanto Kendrick como Lively defienden el registro sensacional en el que se muestran las dos protagonistas. Emily, a cargo de la que fuera Serena en ‘Gossip Girl’, es la responsable de lanzar líneas de diálogo como si de picotazos se tratara a Stephanie, declarándose como un personaje con cierta malicia que resulta exquisito. A la integrante de ‘Dando la nota’ le toca la valerosa tarea de ser la fuente directa de la comedia en ‘Un pequeño favor’, algo de lo que sale exitosa con creces, ofreciendo al espectador una gracia natural que encandila de la madre de Miles.

La conjunción de estos dos personajes supone un dúo clave, que con su dinámica y evolución va cautivando a cada escena, en un guión que se la sabe todas para ir superándose en entretenimiento y que crece exponencialmente en diversión. ‘Un pequeño favor’ se sabe loca y eso es lo que la hace divertidísima. Adaptando la novela del mismo título de Darcey Bell, Jessica Sharzer es la guionista (‘American Horror Story’, la tv movie de ‘Dirty Dancing’, ‘Nerve’) tras el libreto de este thriller que dirige Paul Feig, curtido en la comedia con series como ‘The Office’ o ‘Freaks and Geeks’, y habiendo firmado ‘Cuerpos especiales’ o el reboot de ‘Cazafantasmas’ en el cine, un filme por el que no le llovió cariño precisamente.

Aquí, Feig se apunta el tanto de algo nuevo, de un thriller que en clave de comedia no puede funcionar mejor. Tiene estilo (tanto formal como estético, sumando con la propia ambientación y la música de la cinta al glamour que desprende la ciudad y el mundo de Emily) y originalidad; también es desinhibida y le echa morro con el humor para crear de forma inteligente una película del estilo de esos guilty pleasures que nos tragamos los fines de semana.

Da las mieles más dulces
Mientras aquellos no valen ni un duro, ‘Un pequeño favor’ utiliza la base de acontecimientos predecibles y poco creíbles para alzarse como un peliculón palomitero divino. Y es en su final cuando se descubre más autoconsciente que nunca y aprovecha para “burlarse” de esos momentitos que nos dan vergüenza ajena de este tipo de películas menores para crear un desenlace en la misma línea de diversión picarona. Además, en relación con esta especie de “revisión” de las tramas locas de fin de semana, otro tanto para la cinta de Feig es lo poco que importa, sustancialmente, el protagonista masculino, Sean (Henry Golding, ‘Crazy Rich Asians’), el marido de Emily. No podría ser un personaje más secundario al juego que manejan ellas, cuando en películas de este estilo el hombre suele ser el que lidera el cotarro y, en definitiva, el que importa. También se sitúa lejos de la figura del investigador masculino tentado y a punto de corromperse del género noir. Aquí, la detective en ciernes es la maravillosa Stephanie.

Hay muchísimo que sacar de estos personajes femeninos que, con el choque de humor y personalidad que protagonizan, muestran el lado oscuro de su persona con la picardía que irradia la película. Los giros son la sal de la trama y el crocanti de ‘Un pequeño favor’ lo ponen esos momentos en el que las otras madres y padres del colegio (entre ellos, Andrew Rannells, Elijah de ‘Girls’) se reúnen para poner verdes a las amiguitas de la película, como si de vuelta a ‘Big Little Lies’ estuviéramos. Mujeres desesperadas y “malas madres”, ¿qué más queréis?

Lo mejor: Anna Kendrick y Blake Lively, y el tono y sentido del humor imperante en la película.

Lo peor: Tiene pros y contras, pero sin duda el momento donde los giros de guión se desatan puede ser demasiado vertiginoso.