Anna Kendrick: “No me gusta que me hagan cosquillas. Realmente me hace sentir atrapada y me da pánico”

Anna Kendrick está promocionando la última entrega de Pitch Perfect, la exitosa película sobre un grupo de mujeres que canta a capela. Por eso ha salido en algunos medios para hablar de su nuevo filme, su vida y el amor.

En una entrevista con la revista Elle ella contó la historia de un amor que no duró mucho tiempo por una razón con la que muchas mujeres se sentirán identificadas: no aceptó que «no» significaba «no».

Ella contó:

Hay una anécdota de cuando era más joven: estaba saliendo con un chico. Él me hizo cosquillas jugando, y yo dije “sé que es lindo y que la gente lo hace, pero a mi no me gusta que me hagan cosquillas. Realmente me hace sentir atrapada y me da pánico. Sé que es tonto y gracioso para la mayoría de la gente, pero yo lo odio, así que ¿podrías dejar de hacerlo?”. Él pensó que era muy tonto que tuviera un problema con las cosquillas y lo hizo de todas maneras.

Hacer cosquillas es algo inofensivo, pero no escuchar cuando alguien dice NO de forma clara no lo es, y por eso Kendrick tomó una decisión: romper la relación. Pero las cosas no fueron tan sencillas, como tantas personas que dejan a sus parejas porque sus sentimientos no son tomados en cuenta, ella tuvo miedo de ser llamada «loca» por hacerse valer.

«Rompí con él. Y sabía que cuando él contara la historia, me convertiría en una chica loca. Nunca quieres ser etiquetada como “la chica loca”… Él le contaría a sus amigos, “oh, rompió conmigo porque le hice cosquillas. Qué psicópata”. Tuve que decirle “no, rompí contigo porque te dije que algo era importante para mí, y tú no lo respetaste”. Sabía que no lo pensaría de esa manera y tuve que aceptarlo. Pero apesta, porque quieres ser comprendido. Pero esa es la persona que soy. Sabía que mis sentimientos importaban, pero no tenía el vocabulario para hablar de ello. No sabía cómo decirle a un chico: “Esto es lo que siento. Debería importarte si me quieres”».

Es una lección que muchas podríamos aprender: no dejar que los demás sobrepasen nuestros límites. Muchas veces las mujeres tienen que soportar situaciones incómodas por miedo a ser «exageradas», «histéricas» o «locas», pero no lo son. Si tu pareja no te escucha cuando le dices que no, entonces no hay un respeto mutuo y, según la psicología, puede ser el principio del fin de una relación.

Según una entrevista de Huffington Post con Kimberly Resnick Anderson, una terapeuta especializada en sexo, una pareja que ignora o minimiza tus sentimientos, por más pequeños que parezcan, puede llevar a problemas peores más adelante. «Si ese hombre banalizó los sentimientos de Anna con respecto a las cosquillas, imagina cómo podía haber ignorado sus límites sobre el dinero, hijos, carrera, sexo o familia», explicó, «es un gran recordatorio, sobre todo para las mujeres, para ignorar esa pequeña voz en tu cabeza que te dice que “mantengas la paz”».

Tus sentimientos importan
Aprender a ser firmes y decir lo que no nos gusta puede ser difícil, a nadie le gusta el conflicto en las relaciones, pero tampoco está bien que tu pareja minimice tus sentimientos. Tus sentimientos importan y no debes dejar que nadie te haga sentir como si fueran insignificantes, mucho menos tu pareja.

Anna concluye:

«Hablar sobre lo que sientes es importante. No solía hacer eso porque pensaba que no eran hechos, que no podía hacer un argumento basándome en mis sentimientos. Entonces entendí que nadie me puede decir cómo me tengo que sentir. Solo porque crees que no debería sentirme molesta por algo no significa que no me sienta así. Si mis sentimientos te importan, entonces esto es lo que necesita cambiar. Si mis sentimientos no te importan, entonces necesito tomar una decisión sobre si eso significa seguir adelante en cualquier tipo de relación».

Establecer tus límites y no dejar que los demás los sobrepasen es importante para tu autoestima y puede ser difícil hacerlo, sobre todo cuando se trata de cosas que pueden ser vistas como «exageradas» por los demás, pero como dice Anna Kendrick: nadie te puede decir cómo te tienes que sentir. No importa lo que piensen los demás, tus sentimientos valen.

Fuente (x)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn